martes, 24 de septiembre de 2013

Y esta reseña casi se me pasa...


Esto es lo que ocurre por estar desconectada de las redes sociales tanto tiempo… Casi se me pasa esta maravillosa crítica de El eslabón del tiempo que, desde el número 3 de la revista ‘La cuna de Eros’, salió publicada el pasado mes de julio. Os pongo el enlace para que os descarguéis gratuitamente toda la revista, la cual os recomiendo que leáis de principio a fin, y en la página 27 encontraréis la reseña que a continuación os transcribo íntegra.

Para descargar la revista, pincha AQUÍ.

Solo me queda darle las gracias a Marta Fernández por sus palabras. Me alegra mucho que te hayas atrevido a darle una oportunidad a mi novela y que el resultado te haya parecido satisfactorio.




Reseña de El eslabón del tiempo por Marta Fernández:  

Chus Nevado nació el 29 de septiembre de 1976 en Madrid, ciudad en la que reside actualmente. Es diplomada en Arquitectura Técnica, y aunque resulte extraño habiéndose decantado por una profesión de ciencias, su mundo gira en torno a las letras. Ella misma reconoce que es una persona ecléctica. Desde que tiene uso de razón, su mente ha sido un hervidero de ideas que necesitaban salir al exterior. Inevitablemente, la mejor forma de conseguirlo ha sido a través de la escritura. Adora escribir, y su gran pasión es la novela romántica. Al principio la consideraba un pasatiempo, pero desde hace unos años ha comenzado a tomárselo en serio. A fecha de hoy se encuentra escribiendo su segunda novela, labor que combina con correcciones literarias.

Nunca tuve el placer de leer nada de esta autora, admito que al principio me llamaba la atención pero en cuanto leí la expresión “viajes en el tiempo” volví a dar un paso atrás. Pero en cuanto leí dos reseñas muy positivas, volví a recapitular y me hice con él sin pensármelo, porque ¿Qué es esto de no leer una novela porque sea de un tema que no me suele dar más? ¡Algún día tenía que quitar esta manía!

Así que, tras haber leído unas cuantas historias de viajes en el tiempo, por fin he dado con una que no me ha dejado con el cerebro frito. Sí, cerebro frito, porque me entraba complejo, había historias que no tenían ni pies ni cabeza, no eran COHERENTES. Y las protagonistas (que suelen ser las que viajan en el tiempo) querían cambiar el mundo (normal, pero claro en esa época…no sé cómo no quedó alguna sin cabeza). Pero lo peor es cuando no paran de saltar y están de un lado a otro, ahí sí que te pierdes, hay que sacar la carrera de aeronáutica.

Bueno, seguro que alguna me entretuvo y no estuvo tan mal, pero ahora no me viene a la cabeza ninguna (que esté publicada), excepto esta. El eslabón del tiempo será la primera novela que me vendrá a la mente cuando alguien quiera una recomendación de este tipo.

¿Por qué? Muy sencillo, dejando al lado lo bien que está escrita y estructurada la historia, y los diálogos; la novela da tantos giros inesperados que me ha dejado boquiabierta (sobre todo con el malo malísimo).

Y es que, engancha desde la primera página, y todo está bien relacionado y unido, hasta me ha parecido normal ese viaje en el tiempo, tiene hasta sentido cómo sucedió (dentro de lo que cabe), es de agradecer, porque a veces parece que está metido a calzador.

La protagonista, Chloe, es de armas tomar, y no se dejará llevar por ningún caballero, ni conde ni campesino. Ha sido muy interesante cómo la autora ha querido cortar por lo sano con lo que sabía la mujer del siglo XXI y no tenemos esos problemas de reivindicaciones feministas en pleno reinado de Jacobo (s XVII), porque claro, lo normal sería que la mujer acabara encamada tras una brutal paliza (en el mejor caso) o asesinada brutalmente.

Pues bien, Chloe no actuará como la típica dama de esa época porque no le “sale”, no está acostumbrada a ello, pero poco a poco se irá adaptando, y encajará a la perfección entre esas gentes.

Inesperadamente, un día se ve secuestrada y aparece en las garras de Cedric, un hombre obtuso y despiadado, que se volverá insoportable en muchos momentos, debido a su terquedad. Hará pasarle momentos dolorosos a nuestra protagonista, aunque ella no se queda atrás, ya que desde el primer momento le planta cara y no se empequeñece a su lado.

Una batalla de personalidades que casi acabará con ellos...

Dolor, traición, rencor y tristeza envolverán a esta pareja, que tendrán que dejar al lado sus perjuicios si quieren sanar sus heridas. Deberán reparar el daño que se causaron.

En las últimas páginas estuve con el corazón en un puño, admito que también me apetecía zarandearlos para que se dieran cuenta de los ciegos que eran.

Preciosa novela, muy recomendable.

Valoración: Excelente.







2 comentarios:

Ana R. Vivo dijo...

Pero mujer, ¿cómo se te pasa? estupenda reseña para una novela preciosa. Felicidades, Ana.

Condesa de Vilches dijo...

Muy buena la reseña. Tengo este libro apuntado en pendiente. Qué razón lleva la bloguera cuando dice que muchas veces los viajes en el tiempo están metidos con calzador... Un saludo.