miércoles, 27 de febrero de 2013

Más que un placer: un privilegio


Dicen que «es de bien nacido, ser agradecido», y yo no puedo más que agradecer a Ana R. Vivo que tuviera la deferencia de elegirme, entre la gran cantidad de autores que existen en el panorama nacional, para redactar las primeras líneas que aparecen en su novela Niebla en el pasado, publicada por la editorial Kiwi

Para mí, ha constituido todo un honor y un privilegio ser la encargada de escribir la introducción de dicha novela, mucho más cuando la misma autora me dio carta blanca a la hora de enfocar la temática del texto. Una gran responsabilidad y un inmenso orgullo. Solo espero haber estado a la altura de las circunstancias. 

Hace ya mucho tiempo, cuando la leí por primera vez, ya afirmé que Niebla en el pasado era una novela redonda con un argumento sólido, una trama de suspense angustiosa y una historia de amor, de reencuentros, preciosa: en definitiva, un thriller romántico de una calidad sorprendente. Y ahora, con esta nueva edición de Kiwi, remasterizada con escenas inéditas y una portada llamativa e inquietante, no ha hecho sino mejorar, hecho que parecía improbable. 

Me siento muy afortunada al haber participado en esta edición, aportando mi pequeño granito de arena, y aun a riesgo de parecer repetitiva, lo único que puedo decirle a Ana es

GRACIAS

1 comentario:

Ana R. Vivo dijo...

El privilegio es mío, Chus. contar con la opinión de una persona tan crítica, aún con las amigas, cosa que es de agradecer, y sobre todo, cuando esa persona ha formado parte de la creación de la novela desde el principio al final: eso sí es un privilegio. Un beso enorme y gracias de nuevo, Ana.